Podría empezar polémica rehabilitación

La Comisión de Urbanismo del Ayuntamiento de Zaragoza aprobó el llamado plan especial para Madalena-Tenerías, una de las partes más degradadas del casco Viejo zaragozano. La principal actuación contemplada es la rehabilitación del antiguo convento y cuartel de San Agustín que conserva, aunque en muy mal estado, importantes elementos arquitectónicos de los siglos XIV, XVI, XVIII y XIX. En los alrededores, además, probablemente se encuentren con profusión restos romanos, musulmanes y medievales, al ser la parte más antigua de la ciudad. La Asociación de Vecin@s Lanuza-Casco Viejo ha denunciado que el equipo de gobierno municipal pretende aprovechar el plan de recuperación para construir 69 viviendas en el entorno de la plaza de San Agustín, lo que obliga a derribar el acuartelamiento del siglo XIX, anexo al convento. L@s vecin@s señalan que el plan general de ordenación urbana no permite la construcción de viviendas en esa zona y reclaman que, al menos, de edificarse dichas viviendas se haga respetando el entorno. El Ayuntamiento se sirve de la excusa de repoblar el Casco Viejo para favorecer la construcción de las casas. La experiencia en la zona de la Madalena confirma que no se está repoblando el barrio, sino cambiar habitantes con escasos recursos económicos por otr@s más pudientes. Los solares y casas deshabitadas de la zona están ya en manos de unas pocas empresas inmobiliarias, listas para aprovechar los planes municipales de rehabilitación para lanzarse a una de las mayores operaciones especulativas de los últimos tiempos en Zaragoza. Según fuentes vecinales, las 69 viviendas de San Agustín acompañarán a otras 500 que se están construyendo en los terrenos del antiguo cuartel militar de sementales, a pocos metros de la Madalena, en una maniobra urbanística que no parece fruto de la casualidad y que tiene muy poco que ver con los argumentos municipales de mejorar el nivel de vida de la zona y conservar el patrimonio histórico de la ciudad.

Vecin@s apoyan la rehabilitación de espacios históricos

La Asociación de Vecin@s “Lanuza-Casco Viejo”, del Casco Viejo de Zaragoza, prevé recoger firmas para convertir el antiguo convento y cuartel de San Agustín, en La Madalena, en un museo interactivo de la historia de Zaragoza. L@s vecin@s, junto con la Asociación para la Acción Pública en Defensa del Patrimonio Aragonés (APUDEPA) se oponen a los planes municipales de construir 70 viviendas en este lugar, que conllevarían la disminución de espacios útiles para equipamientos culturales y sociales de los que tan necesitado está este barrio, además del derribo de varios inmuebles cercanos que merece la pena conservar. La Federación de Asociaciones de Barrio de Zaragoza apoya la iniciativa de l@s vecin@s del casco Viejo.