Los vecinos piden aplicar sin dilación la normativa de solares

elperiodicodearagon.com: La asociación Lanuza propone usos sociales para edificios abandonados

La Asociación de Vecinos Lanuza del Casco Histórico ha censado todos los solares de su barrio desde San Pablo a La Madalena y ha llegado a la conclusión de que es urgente encontrar un uso para los mismos. Su clasificación divide estos espacios abandonados en tres grandes grupos. Para cada uno de ellos proponen soluciones concretas porque «lo que no se puede hacer es dejar que queden sin utilizar y deteriorando la imagen del barrio», indicó el presidente del colectivo vecinal, Javier Rodríguez.

El primer grupo de la clasificación es el que alberga los solares privados, en los cuales, gracias a la actuación de la sociedad municipal Zaragoza Vivienda, se han producido importantes avances para evitar su degradación. En ellos piden que se aplique con seriedad el registro de solares para evitar situaciones como la que se produce en la zona de Conde Aranda, donde existe un espacio que lleva abandonado más de 20 años. Según la Asociación Lanuza, estas parcelas de los propietarios evitan el cumplimiento de la obligación de construir en dos años «por el sistema de ir presentando sucesivos proyectos».

Su segundo grupo son los solares públicos, en los que han detectado también grandes avances gracias a la actuación de Zaragoza Vivienda, ya que estos «han sido los impulsores del desarrollo del barrio», reconoce.

El tercer grupo de la clasificación son las casas abandonadas, «que a efectos prácticos es lo mismo que si fueran un solar, solo sirven para acumular basura», comenta, Javier Rodríguez. En este sentido, los que más preocupan son los edificios públicos, para los que piden equipamientos sociales y culturales. Uno de ellos es el edificio del cuartel de Sangenis, en la calle Madre Rafols, al que el abandono ha llevado a la degradación e, incluso, un árbol ha brotado en su tejado. Para esta caso, Rodríguez propone crear pisos pequeños para alquilar a estudiantes, en un proyecto que podría asumir tanto la universidad como el ayuntamiento.

Un ejemplo de las situaciones a las que lleva el abandono de estos espacios se encuentra en el paseo María Agustín, en los números 61-63. «Aunque no es una zona del barrio propiamente dicha, su situación es paradigmática», dice. La valla de las obras dificulta el paso por la acera, que ha quedado casi inhabilitada por la reciente construcción del carril bici. «En muchas ocasiones hemos denunciado esta situación, pero se repite con diferentes formas en todo el Casco Histórico», lamenta Rodríguez.

PSOE e IU escenifican una nueva etapa para el distrito

elperiodicodearagon.com:Belloch dice que invierte 60 millones, lo mismo que recibía la ciudad en el 2003.

El alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, presumió ayer de que al Casco Histórico de la ciudad se han dedicado este año 60 millones de euros, la misma cuantía que dedicaba el consistorio en el 2003 para inversiones en toda la ciudad.

El primer edil socialista escenificó ayer junto al nuevo responsable del Plan Integral del Casco Histórico, el concejal de IU, José Manuel Alonso, el inicio de una nueva etapa para el distrito que vendrá acompañada de más inversión el próximo año.

Belloch recordó que toda esta inversión (en la que se incluyen las partidas del Fondo Estatal de Inversión Local, las de la sociedad Zaragoza Vivienda y las del presupuesto ordinario) se traduce en actuaciones de todo tipo y aspectos sociales.

Entre otras, la remodelación de la calle Boggiero, entre el paseo María Agustín y la calle Santa Inés. Fue este el punto de partida de una exhaustiva visita al barrio. La reforma de este vial terminó a finales del pasado verano y costó 693.338 euros. Concretamente, se renovaron tuberías, el alumbrado público y las aceras, en las que se plantaron 54 moreras en sus correspondientes alcorques dotados de riego por goteo.

En la misma zona, el alcalde y Alonso visitaron los trabajos que se están desarrollando en la calle Santa Inés. La reforma se ha realizado siguiendo los criterios del equipo de gobierno de repartir equitativamente, en la medida de lo posible, el espacio dedicado al peatón y al tráfico rodado, de modo que casi 1.500 metros de la superficie de la calle se dedicarán a aceras y zonas peatonales, y poco más de 2.000 metros cuadrados a pavimentos de calzada y estacionamiento.

A lo largo de este año, entre las actuaciones estrictamente municipales y las que se llevan a cabo a través del Fondo Estatal de Inversión Local, en el Casco Histórico se ha intervenido en 16 calles y plazas, con una inversión total de 10,5 millones de euros.

Asimismo, se está desarrollando el programa Esto no es un solar, con el que se están acondicionando una treintena de parcelas que hasta hace unos meses solo acumulaban malas hierbas y basura.

OFICINA NUEVA La gestión del Plan Integral del Casco Histórico se desarrollará desde una oficina situada en el teatro Romano. De ella, el concejal José Manuel Alonso dijo estar convencido de que permitirá llevar a «pie de calle» el PICH.

Alonso subrayó que el esfuerzo inversor que se está desarrollando permitirá desarrollar un cambio importante de los espacios y del diseño de las calles. Tras detallar que el 90% de las inversiones destinadas al Casco se han ido siempre «al ladrillo» y el otro 10% a aspectos culturales y sociales, el concejal de IU afirmó que su objetivo será reforzar estas últimas.

Así, se decantó por utilizar el tejido social del barrio (al que tildó de excelente) al apreciar que hay un importante red de asociaciones que tienen ganas de implicarse y comenzar a actuar.

«No tenemos mucho tiempo para dar otro sesgo a las actuaciones en el barrio, esta vez marcadas por el punto de vista social», sostuvo.