Declaración “Barrios x el Tranvía”

Declaración “Barrios x el Tranvía”
Por la construcción de la segunda línea de la Red de
Tranvía de Zaragoza

Abril 2010
La implantación del tranvía en nuestra ciudad constituye un proyecto para
conseguir una ciudad más sostenible, ya que supone un modo de transporte
menos contaminante, más silencioso, rápido y accesible para personas
mayores y con movilidad reducida. Es un transporte con una tecnología muy
desarrollada que capta usuarios del vehículo privado y, en términos de
movilidad, rentabiliza mejor que ningún otro el espacio que ocupa.

Continuar leyendo «Declaración “Barrios x el Tranvía”»

Plazas por la convivencia 2010

entrenomadas.wordpress.com: Música y Convivencia en el Casco Viejo de Zaragoza

El domingo 11 la Plaza de Santo Domingo acogerá varias actividades interculturales organizadas por la Asociación Lanuza-Casco Viejo

Día: Domingo, 11 de abril.
Hora: de 12 a 14.30.
Lugar: Plaza de Santo Domingo (Zaragoza)

Este domingo, día 11, la Plaza de Santo Domingo se convertirá, de 12 a 14.30, en una plaza para la convivencia con el desarrollo de variadas actividades interculturales (músicas y bailes del mundo, cuentacuentos, muestra de arroces del mundo, charlas…), organizadas por la Asociación de Vecinos Lanuza-Casco Viejo, que servirán de inicio de las Jornadas de Apoyo a los Sinpapeles que tendrán lugar durante toda la semana, coincidiendo con la Cumbre de Ministros de Inmigración de la Unión Europea que se desarrollará en Zaragoza los próximos días 15 y 16 de abril y donde, como viene siendo habitual, se determinarán nuevas políticas restrictivas.

Para la Asociación de Vecinos de Lanuza-Casco Viejo, la  convivencia de las diferentes culturas que pueblan el barrio es un motivo de celebración y de fraternidad, todo lo contrario al espíritu de la Cumbre.  Por eso, se comenzará inaugurando la Plaza con el nombre de “Miradas de todos”. Habrá también actuaciones musicales de la Banda de Música Aljafería, La Milonga del Arrabal (bailes de tango), El Dance del Gancho (folclore popular aragonés) y el grupo senegalés Makumba.

En el intermedio de las actuaciones, la asociación Amasol contará un cuento sobre las familias monomarentales y se impartirá una charla sobre la igualdad.  A continuación, un miembro de la Red de Apoyo a los Sinpapeles declarará la Plaza de Santo Domingo como “Plaza Sin Fronteras”.

Tras las actuaciones, podremos disfrutar de lo que hemos denominado “Arroces del mundo”, con el arroz como alimento sin fronteras que une a gentes de diferentes continentes. Podrán degustarse arroces de cinco países, de cinco culturas, a un precio popular. También se venderán productos típicos de diferentes países y el colectivo árabe montará una tetería. –>más información aquí<–

EL GANCHO, PUERTO VENECIA Y LA POLÍTICA

José Luis Terol. Tratando de ahorrar unos cuantos euros, me disponía hace unos días a pagar con adelanto una multa por aparcamiento en el Cuartel de la Policía Local de la calle Domingo Miral. Me llevé una desagradable sorpresa cuando me indicaron que la gestión no la podía realizar allí porque todo el operativo de multas se había trasladado al nuevo Cuartel que se ubica en el  tercer cinturón, al que sólo podía acceder en coche y no con transporte público o a pié como pretendía.

A la mañana siguiente me desplace con el coche hasta el nuevo Cuartel para dejar resuelta la sanción. Al salir del entorno de éste me ví abocado, sin pretenderlo, hacía el centro comercial Puerto Venecia pasando por las zonas donde contemplé por primera vez que se estaban construyendo cientos de viviendas.

Le puse imagen y perfiles a un entorno que me pareció duro y deshumanizado, como una especie de “anticiudad”. Dentro de la angustia de la que fui presa realicé instintivamente una “escapada hacia delante” y me dirigí a la búsqueda del entorno que está urbanizándose en Arcosur para construir miles y miles de viviendas.

La sensación de desolación se hizo más intensa y comenzaron a asaltarme interrogantes y cuestiones que se dirigían directamente a mi condición de “ciudadano político”: pero ¿en qué manos estamos?; ¿cómo es posible que hayamos consentido este despropósito, esta ruptura de la ciudad, cuando Zaragoza cuenta con decenas de miles de viviendas vacías?; ¿por qué las constructoras están convirtiendo Zaragoza en una ciudad “a la americana”?; ¿quién ordena el territorio en esta ciudad y en esta tierra?; ¿cómo es posible está paradoja insostenible en la ciudad que ha pretendido sentar cátedra de la sostenibilidad mundial?; ¿cuándo se ha producido el debate público a fondo sobre la ciudad que queremos?; ¿cómo no hemos reaccionado antes?; ¿en que estado de “aletargamiento” estamos los ciudadanos?…

Tal vez alguien piense que soy un ciudadano antiguo y desclasado. Vivo en el Gancho, compro en el Mercado Central y en las tiendas del barrio, me gustan mucho más las torres de la Magdalena y San Pablo que la Torre del Agua o el Pabellón Puente, y prefiero el bullicio y los “conflictos” de la ciudad consolidada a la sórdida y sostenible frialdad de los “barrios sobrevenidos”.

No soy persona de nostalgias y lamentos que paralizan. Aunque me siento corresponsable, por inhibición y por inconsciencia, de esta “barbaridad histórica” tiendo a ocuparme del presente y de sus brechas y posibilidades.

Vuelvo así a mi barrio dándole vueltas a la cabeza. Tal vez no resulta fácil retomar protagonismo en este tiempo de desconfianza y desesperanza pero estoy convencido de que “nadie nos va a sacar las castañas del fuego”.

Me convenzo a mi mismo de que merece la pena “construir ciudad” y le veo sentido y perspectiva a las pequeñas cosas que podemos intentar cada día: dialogar todo lo posible en casa, ejercer una vecindad acogedora, informarnos  y formarnos de manera continua y en la medida de nuestras posibilidades, apoyar a los pequeños comerciantes y emprendedores de nuestro entorno, participar en las organizaciones del barrio y de la ciudad que trabajan por el bien común con una mirada global, hablar con nuestro Alcalde y con los políticos para hacer posible que su agenda esté vinculada a nuestros problemas y sueños, limitar nuestro consumo al máximo para compartir con quien lo está pasando peor aquí o en cualquier parte del mundo, no alimentar el pesimismo y la desmovilización, utilizar el transporte público…

Puede resultar extraño o demasiado simple pero no se me ocurre otra forma de hacer política. Tal vez el gran evento que transformará sustancialmente Zaragoza tenga que ver más con una política “cuidadana” (“somos cuidadanos”) que se base en el protagonismo y el cuidado mutuo y cotidiano de los casi setecientos mil vecinos  que en las búsqueda insaciable de nuevos “Dorados” (Las Olimpiadas, la Capitalidad Cultural, Expofloralia, el Campo de fútbol de cinco estrellas….).
¡Es el momento de la Política, de las elecciones decisivas de cada día! ¡Tenemos la palabra!

Impulso para el espacio musical de Las Armas

elperiodicodearagon.com: El proyecto tendrá una ayuda de 800.000 euros del Fondo Estatal 2010.

El proyecto de revitalización urbana y cultural del entorno de Las Armas y Casta Álvarez recibirá el impulso definitivo durante el 2010, gracias a 846.000 euros procedentes del Fondo Estatal para la Sostenibilidad y el Empleo Local. La actuación incluye la apertura de un centro cultural dedicado a la música, 82 viviendas protegidas de alquiler, 9 locales destinados a la producción cultural y una plaza pública. Además, el Ayuntamiento de Zaragoza ha acordado instalar en la misma manzana un centro de emprendedores que funcionará como servicio público de apoyo a las iniciativas emergentes que quieran instalarse en el barrio.

El grueso de la inversión se destinará a la urbanización de la plaza (516.000 euros) y otra parte a la adecuación de los locales (330.000 euros). El edificio de viviendas se encuentra casi terminado y se espera que a lo largo del próximo año se trasladen ya los inquilinos, seleccionados entre los inscritos en la bolsa de alquiler pública (Toc–Toc). Con el centro cultural sucede algo parecido. Solo le faltan algunos detalles para que la estructura esté rematada. Luego tocará dotarlo de mobiliario y programación.

La intervención tiene por objetivo aunar la renovación urbanística con la revitalización económica para devolver a las calles Las Armas, Casta Álvarez, Sacramento y Aguadores el movimiento que tenían tiempos atrás. El hecho de que no exista ni un local abierto en la zona la convierte en un espacio oscuro y sin tránsito. Esto genera «barreras psicológicas», según los responsables del PICH (Plan Integral del Casco Histórico).

EMPRENDER El centro de emprendedores cumplirá una función central en este entramado denominado Calle Las Armas, Calle de la Música, ya que ofrecerá asesoramiento a las propuestas emergentes que decidan instalarse en los locales de la manzana. Se estima que la conversión del edificio en oficinas costará 384.000 euros.

Por otro lado, la adecuación de los locales requiere una inversión de unos 330.000 euros, destinados a apoyar a los futuros usuarios de los locales para que no tengan que afrontar inversiones elevadas en el momento de la apertura. El centro de emprendedores también apoyará a quienes quieran acceder a cualquier otro local de la zona, ya que hará de mediador entre inquilinos y propietarios. La plaza será otro punto neurálgico del equipamiento. Pensado no solo como espacio de encuentro, está previsto que albergue un mercadillo especializado en la música los fines de semana o que sirva de escenario para mostrar las actividades que se desarrollen tanto en la Escuela Municipal de Música como en el centro cultural. La financiación del proyecto se obtendrá, en parte (hasta 846.000 euros), del Fondo Local del 2010, a propuesta de IU, por lo que a finales del año próximo estará acabado.

Los vecinos piden aplicar sin dilación la normativa de solares

elperiodicodearagon.com: La asociación Lanuza propone usos sociales para edificios abandonados

La Asociación de Vecinos Lanuza del Casco Histórico ha censado todos los solares de su barrio desde San Pablo a La Madalena y ha llegado a la conclusión de que es urgente encontrar un uso para los mismos. Su clasificación divide estos espacios abandonados en tres grandes grupos. Para cada uno de ellos proponen soluciones concretas porque «lo que no se puede hacer es dejar que queden sin utilizar y deteriorando la imagen del barrio», indicó el presidente del colectivo vecinal, Javier Rodríguez.

El primer grupo de la clasificación es el que alberga los solares privados, en los cuales, gracias a la actuación de la sociedad municipal Zaragoza Vivienda, se han producido importantes avances para evitar su degradación. En ellos piden que se aplique con seriedad el registro de solares para evitar situaciones como la que se produce en la zona de Conde Aranda, donde existe un espacio que lleva abandonado más de 20 años. Según la Asociación Lanuza, estas parcelas de los propietarios evitan el cumplimiento de la obligación de construir en dos años «por el sistema de ir presentando sucesivos proyectos».

Su segundo grupo son los solares públicos, en los que han detectado también grandes avances gracias a la actuación de Zaragoza Vivienda, ya que estos «han sido los impulsores del desarrollo del barrio», reconoce.

El tercer grupo de la clasificación son las casas abandonadas, «que a efectos prácticos es lo mismo que si fueran un solar, solo sirven para acumular basura», comenta, Javier Rodríguez. En este sentido, los que más preocupan son los edificios públicos, para los que piden equipamientos sociales y culturales. Uno de ellos es el edificio del cuartel de Sangenis, en la calle Madre Rafols, al que el abandono ha llevado a la degradación e, incluso, un árbol ha brotado en su tejado. Para esta caso, Rodríguez propone crear pisos pequeños para alquilar a estudiantes, en un proyecto que podría asumir tanto la universidad como el ayuntamiento.

Un ejemplo de las situaciones a las que lleva el abandono de estos espacios se encuentra en el paseo María Agustín, en los números 61-63. «Aunque no es una zona del barrio propiamente dicha, su situación es paradigmática», dice. La valla de las obras dificulta el paso por la acera, que ha quedado casi inhabilitada por la reciente construcción del carril bici. «En muchas ocasiones hemos denunciado esta situación, pero se repite con diferentes formas en todo el Casco Histórico», lamenta Rodríguez.

Exigimos aplicar la normativa de solares

La asociación Lanuza propone usos sociales para edificios abandonados.

La Asociación de Vecinos Lanuza del Casco Histórico ha censado todos los solares de su barrio desde San Pablo a La Madalena y ha llegado a la conclusión de que es urgente encontrar un uso para los mismos. Su clasificación divide estos espacios abandonados en tres grandes grupos. Para cada uno de ellos proponen soluciones concretas porque «lo que no se puede hacer es dejar que queden sin utilizar y deteriorando la imagen del barrio» …  –>más aquí<–