La FABZ y la AVV. Casco Viejo Lanuza presentan una queja al Justicia de Aragón sobre presunta violación del derecho de asociación y el secreto de las comunicaciones por parte de la policía

Asociación de Vecinos Lanuza Casco Viejo
Asociación de Vecinos Lanuza Casco Viejo

También han dirigido una carta al Delegado de Gobierno para que se proceda a abrir una investigación interna.

El martes, 1 de abril, a las 12,00 horas, la Federación de Asociaciones de Barrios de Zaragoza y la Asociación de Vecinos del Casco Viejo “Lanuza” se entrevistarán con el Justicia de Aragón en la sede de esta entidad para presentarle una queja sobre la presunta violación del derecho de asociación y el derecho de secreto de las comunicaciones ejercida por la Policía sobre el Secretario de la Asociación de Vecinos del Casco Viejo “Juan de Lanuza”.

Federación de Asociaciones de Barrios de Zaragoza
Federación de Asociaciones de Barrios de Zaragoza

En este mismo sentido, la FABZ y la AVV. Casco Viejo Lanuza han dirigido una carta al Delegado de Gobierno que se proceda a abrir una investigación interna para depurar las responsabilidades que pudiese conllevar la actuación de los agentes de la policía nacional y se tomen medidas en relación con el manejo de los derechos fundamentales de los ciudadanos en las intervenciones que llevan a cabo diariamente, en especial, el derecho de asociación, a la intimidad, a la libertad ideológica y al secreto de las comunicaciones.

Los hechos

El pasado día 6 de marzo en torno a las 15, 20 horas el actual secretario de la Asociación de Vecinos Juan de Lanuza Casco Viejo, pasaba por la Calle San Blas camino de su casa. En ese momento y sin ningún motivo aparente, una patrulla de la policía nacional que estaba realizando un operativo en el barrio de San Pablo, procedió a su identificación y posterior cacheo o registro. Por si estos hechos ya no fuesen suficientes los agentes le solicitaron que exhibiera todo lo que portaba. El Secretario procedió a mostrar a los agentes la documentación que llevaba en ese momento, documentación que se refería al trabajo que realiza en la Asociación de Vecinos mencionada. Seguidamente uno de los agentes de la patrulla de la policía nacional tomó dicha documentación, una carta que acababa de recoger el Secretario del buzón de la Asociación de Vecinos, con intención de inspeccionarla. En ese preciso momento el secretario de la Asociación, le preguntó “…¿Acaso puede leer, sin mi consentimiento, este documento?...” a lo que el agente respondió “…Sí!!…” pasando a examinar y leer la correspondencia a la que nos referimos que iba dirigida única y exclusivamente a la Asociación de Vecinos Juan de Lanuza Casco Viejo.

Desde la Federación de Asociaciones de Barrios de Zaragoza y la Asociación de Vecinos Juan de Lanuza Casco Viejo nos parece una violación al derecho de asociación y al derecho de secreto de las comunicaciones que se examinen los documentos o la correspondencia de nuestra entidad sin la debida autorización judicial y sin el consentimiento de la persona encargada de la legítima  custodia de dicha documentación.

Ambas entidades manifiestan que no es la primera vez que agentes de la policía nacional han parado, identificado y cacheado a al secretario. Este tipo de actuaciones se vienen sucediendo con cierta asiduidad así como identificaciones de inmigrantes sin indicios de criminalidad lo que nos lleva a pensar que los agentes de la policía nacional o de la policía local pueden estar excediéndose en sus operativos.