La Semana Cultural de La Madalena 1999

La Semana Cultural de La Madalena, cada vez más arraigada.

Entre el domingo 20 y el domingo 27, se celebró la XII Semana Cultural de La Madalena, una cada vez más amplia colección de actividades culturales, sociales y lúdicas que vienen a sustituir a las fiestas en este degradado barrio del Casco Viejo de Zaragoza. De entrada, este año se han incorporado más colectivos a la organización. Aparte de la Asociación Cultural y Recreativa Barrio Verde, encargada tradicionalmente de convocar las primeras reuniones para organizar el evento, este año han colaborado en mayor o menor medida la Asociación de Vecin@s Lanuza-Casco Viejo, la Federación de Asociaciones de Barrios de Zaragoza, la Asociación Cultural El Gallo de la Madalena, Rebel, Liberazión, la Asociación de Seguimiento y Apoyo a Pres@s de Aragón, Euskal Kultur Taldea, el Centro Social Libertario, el Ateneo Libertario de Zaragoza, el Colectivo de Apoyo Zapatista, el Comité de Solidaridad Internacionalista de Zaragoza, el colectivo de liberación sexual Acción, la empresa de inserción Recicleta, el colectivo Pedalea, Espacio Alternativo y Radio Topo.

El domingo 20 se presentó la Semana con un mercadillo alternativo en el que participaron diversos colectivos y un animado vermut organizado por la Asociación de Vecin@s Lanuza-Casco Viejo. Por la tarde, el grupo francés Les Ennuis Commencent actuó en los locales de Barrio Verde ante unas 50 personas.

El martes actuó en la plaza de La Madalena el grupo de dantzas del Euskal Kultur Taldea, para dar paso a uno de los platos fuertes de la Semana, el cabaret en el que habitantes y simpatizantes del barrio pueden mostrar sus dotes artísticas, al que acudieron más de 200 personas.

El miércoles, la Asociación de Vecin@s Lanuza-Casco Viejo organizó una interesante mesa redonda sobre la especulación, quizás el problema más acuciante de este histórico barrio zaragozano. A pesar de la escasa asistencia, una docena de personas, miembros de la Asociación dieron detalles sobre el proceso especulativo generado por el Plan Integral del Casco Viejo y por el Plan General de Ordenación (¿especulación?) Urbana, denunciaron la imprescindible colaboración del Ayuntamiento y se adoptaron compromisos entre varios colectivos de cara a recoger y difundir información acerca de desahucios y desalojos forzosos. Ese mismo miércoles, la Asociación de Seguimiento y Apoyo a Pres@s de Aragón realizó un mural contra las cárceles en la calle Cortesías. Para terminar, se celebró otro de los actos centrales de la Semana Cultural, la hoguera de San Juan, precedida de un pasacalles con diablos de fuego por las calles del barrio.

La asistencia a la hoguera crece año a año, llegando en el presente a ser varios cientos l@s asistentes. No faltaron gritos de La madera a la hoguera, espectaculares saltos, deseos pendientes de cumplir, barra y chorizo y longaniza para l@s más trasnochadoras y trasnochadores.

El jueves, 60 espectadoras y espectadores asistieron al provocativo desfile de modelos denominado Pasarela sin reyes, todo reinas. Orto centenar de personas se dio cita horas más tarde para asistir al recital de poesía y música a cargo de Isabel y Aarón y a las actuaciones del taller de teatro del Centro Social Libertario y de Revolucionatorio Teatro.

El viernes, comenzó la tarde con un día por Cuba en el Centro Social Libertario con un concierto de cantoautor, cuentacuentos y fiesta. Más tarde, 500 personas asistieron al concierto de Skalextric y Los de Otilia, que tuvo lugar en la plaza Asso.

El sábado por la mañana, apenas siete participantes se sobrepusieron a la dura noche anterior y recorrieron calles y centros sociales del barrio en bicicleta, con vermut incluido. Por la tarde, se celebró el concierto de Camalics y el Trío Clave, con la asistencia de 300 personas.

Y para terminar, el domingo hubo comida popular en el parque Bruil. De nuevo la noche anterior hizo estragos, y sólo acudió una treintena de personas. Por la tarde, se proyecto la película La estrategia del caracol, en los locales de Barrio Verde.